11.23.2012

Enroque en Teléfonica



Hace ya 18 días que seis trabajadores de Telefónica dejaron voluntariamente de comer para denunciar el despido improcedente de uno de ellos y exigir su readmisión. Han perdido mucho peso y están débiles, pero los sostiene, afirman, las muestras de solidaridad que han recibido, tanto sobre el terreno como desde el ciberespacio. Se trata, sin embargo, de un apoyo moral. El ayuno -sólo toman líquidos- les ha pasado hoy factura: uno de ellos, Josep Bel, ha tenido que ser trasladado esta mañana en ambulancia a la clínica Quirón. Sufría de fuertes dolores de estómago y el equipo de médicos que los atienden y supervisan su salud ha decidido que ya había llegado el momento de abandonar la protesta. “Ya hace días que debería haberlo dejado. Estaba muy débil”, subraya uno de sus compañeros, que han retransmitido en directo y vía Bambuser su partida. (El trabajador ha sido diagnosticado más tarde con una infección y enviado a casa). 


El estado de salud de Josep Bel se ha seguido con preocupación en el local del sindicatos de Cobas, convertido en vivienda provisional de los huelguistas y en centro de operaciones de los que les ayudan. La posición de Telefónica sigue inamovible: la única respuesta que la empresa ha dado a la protesta ha sido reafirmar que Marcos Armenteros, que fue despedido tras una serie de bajas médica discontinuas, no será readmitido. “Telefónica ha manifestado de forma inequívoca su voluntad de no renunciar a las facultades de opción que le confiere el ordenamiento jurídico y no va a revertir esta opción en favor de los trabajadores, aun cuando el despido haya sido declarado improcedente judicialmente”, afirmaba el director de Recursos Humanos de la compañía, Jesús Figueroa, en una carta enviada al comité de empresa de Barcelona este lunes y en la que le conminaba abandonar la protesta en las instalaciones cedidas al sindicato y le advertía de “la reserva de acciones, así como la intención de acudir a las autoridades competentes en el supuesto que estos actos de reivindicación incidan en el desarrollo normal de la actividad empresarial” . Según explican los trabajadores, se la entregó en mano el director de Telefónica en Catalunya, Kim Faura, a un representante del comité en una entrevista de menos de tres minutos. “Nos están amenazando con desalojarnos”, afirman.

Tras 18 días, el enroque de Telefónica sitúa contra las cuerdas a los huelguistas. Hoy tenían previsto reunirse una vez más para hacer balance de la situación y decidir qué hacer. No han conseguido de momento ninguno de los objetivos que perseguía la protesta (la readmisión de Marcos, la abolición del artículo del Estatuto de Trabajadores que hizo posible su despido y que cualquier trabajador pueda elegir entre la indemnización y la vuelta el puesto de trabajo en caso de despido improcedente).  ”Lo que sí hemos conseguido es mucha solidaridad y que se sepa que Telefónica no es cómo dice que es”, subraya un trabajador.

Las muestras de apoyo a lo largo de estos días por parte de colectivos sociales y partidos de la izquierda no han cesado. Esta mañana, sin ir más lejos, los Iaioflautas han ocupado la tienda de Movistar en plaza Catalunya para visibilizar más la huelga. Mientras tanto, los trabajadores recibían la visita de Joan Josep Nuet, coordinador general de EUiA, acompañado del griego Alexis Tsipras, líder de Syriza, que participa esta noche en el mitin de campaña de Joan Herrera, candidato a la Generalitat por ICV-EUiA.

http://guerrerosdelteclado.wordpress.com/2012/11/22/enroque-en-telefonica/ 

1 comentari: